Don Julio Martínez: la sabiduría ancestral de un sanfabianino

 

Jorge Muñoz Zambrano

 

Luego de visitar a la señora Teresa Martínez aquella tarde del 2 de abril, fuimos a saludar a su hermano, don Julio Martínez, que vive justo al lado. Nos recibió en su cocina. Aún no culminaba su jornada de labores campesinas, pero igual accedió muy amablemente a contarnos algo de su vida y de su sector Las Guardias.

 

Su cocina es como las cocinas que existen en la mayoría de las casas antiguas de San Fabián de Alico. Un fogón al centro. Tetera ahumada. Cebollas colgadas. Callana en un rincón. Ceniza abundante para las tortillas. Tarros descoloridos donde se guardan cereales, café de trigo, harina tostada y especias. Paila y huevos ofrendados por gallinas libres. Asientos firmes que resisten las décadas. Y el infaltable mate.

Escucharlo hablar es como escuchar el latido profundo del territorio, el pathos de una comuna con tanta historia nunca escrita, solo narrada, de padres a hijos, de abuelos a nietos, de vecino a vecino, hasta que las personas olvidan o desaparecen junto con esas historias.

Don Julio tiene 86 años y ha vivido desde que tiene memoria en el sector Las Guardias. Locuaz y provisto de una enternecedora vivacidad en la mirada, va rememorando sus años como comerciante en los polvorientos caminos de la cordillera. Canasto al hombro, iba y venía supliendo las necesidades de numerosos vecinos aislados.

 

Además de falte, ha cultivado muchos otros oficios. Se ha dedicado a la crianza y compraventa de animales, ha hecho carbón, huertos, sobado cueros, cazado conejos. De esto último da cuenta un ordenado atadito de guaches junto a la puerta de su cocina.

Le gusta contar anécdotas. Son más de ocho décadas de almacenar en la memoria las jocosas, tristes y hasta fabulosas historias del territorio. Entremedio inserta notas tangenciales, como la forma ideal de hacer carbón de maqui o de hualle. Las precauciones que hay que tener para no aspirar el tufo de la pelcha. Cómo atizar el fuego de la cocina para que no se apague ni se consuma tan rápido. Cómo dejar un asado a punto, o cómo ubicar un entierro y evitar que se corra. También nos cuenta sobre el largo trabajo de sobar un cuero. Habla de meteorología. Nos dice que lloverá antes del siguiente martes (lo que efectivamente sucedió) Lo sabe porque las estrellas están difusas y alargadas.

 

Nos cuenta que cuando falleció su madre en Los Puquios, tuvo que venir corriendo sin parar desde Piedra Redonda, y que en su esfuerzo llegaba a "cansar los perros". En voz más baja nos cuenta que en Las Guardias y la Mortandad hay tesoros de indios y españoles, y que hubo sanfabianinos que lograron desenterrar tesoros, pero que no supieron aprovechar la fortuna, sufriendo consecutivas calamidades. Dice saber dónde puede haber más tesoros, pero que no se anima a desenterrarlos, pues se ven cosas terribles y hay que ser muy valiente.

Se explaya largamente sobre el carbunclo (especie de animal mitológico que cuida las riquezas minerales) y en particular de uno que estuvo muy cerca de atrapar. Asegura que tenía forma de águila, ojos luminosos y que se alimentaba de oropel.

 

Don Julio transmite una imagen de sabiduría, de profunda dignidad campesina. De un orden ajustado a como deben ser las cosas en este pasadizo fronterizo de la cordillera del Ñuble. Sus enormes cebollas recién cosechadas relucen colgadas a lo largo de la cocina. Su chupalla, descansando sobre su manta, ha adoptado la forma de su carácter. Templanza, responsabilidad, paciencia, que el sol no se apague ni queme demasiado.

 

Don Julio parece incansable. El tono entusiasta de su voz, los proyectos que en su mente acaparan años, quinquenios y decenios por delante. La cultura campesina ancestral plenamente viva a través de este querido vecino.

 

Se ha hecho tarde y nos despedimos de don Julio. Agradecidos de su tiempo y de sus historias. Prometiéndonos volver a visitarlo, porque don Julio tiene historias suficientes para llenar varias enciclopedias.

1 comentarios

Las mantas de lana de doña Teresa Martínez

Jorge Muñoz Zambrano

 

 

Ya casi oscurecía cuando visitamos a la señora Teresa Martínez en el sector Las Guardias. Íbamos como vecinos y también como representantes de la Corporación Cultural Nido de Parras y de la Corporación Cultural Alico.

Don Hugo Villegas Palacios, Presidente de la Corporación Nido de Parras, saludó a la señora Teresa y aprovechó de presentarme. Amablemente ella nos hizo pasar y accedió a mostrarnos el fruto de su arte. Una hermosa manta confeccionada con lana de oveja sanfabianina.

La manta, de grandes dimensiones, estaba diseñada con franjas de distintos colores. Negro, marrón, blanquecino y plomizo, provenientes del color natural especialmente seleccionado de las ovejas.

La señora Teresa del Carmen Martínez Garrido, 84 años, nacida y criada en Las Guardias, cultiva el oficio ancestral del tejido en lana de oveja y de cabra. Lo aprendió de su madre, Magdalena Garrido, y ella a su vez de su madre, Carmen Castillo, oriunda del sector El Caracol. También de sus once tías, todas destacadas en el mismo oficio.

Nos cuenta que empezó a trabajar a los ocho años, Primero confeccionó suéteres y más tarde mantas. Recuerda nostálgica que le vendió muchas mantas a los argentinos. También hizo mantas de lana de cabra, cuya confección es distinta.

Respecto a su forma de trabajar, dice que hay que levantarse muy temprano para urdir la lana durante el día completo, y no de a ratos, porque queda muy tirante la lana.

Cuando le preguntamos por qué la manta es tan grande nos responde que es para que pueda cubrir también el lomo del caballo.

Ya en penumbras agradecemos a la señora Teresa por su tiempo y buena disposición para contarnos sobre su invaluable oficio. Y nosotros nos vamos con la inmensa satisfacción de haber conocido a una tejedora cordillerana, un genuino Tesoro Humano Vivo de nuestra tierra, y a la vez una vecina que ofrendó su arte desde el mismo lugar que vio nacer a la gran Violeta Parra y a su hermano Nicanor.

 

Fotografía: Hugo Villegas Palacios

2 comentarios

Corporación Nido de Parras se reúne con el destacado folclorista Osvaldo Alveal

El Presidente de la Corporación Cultural Nido de Parras, Hugo Villegas Palacios, y el director de cultura de la misma corporación, Jorge Muñoz Zambrano, se reunieron durante la mañana del viernes 4 de diciembre, con el destacado cantante y compositor folclorista chillanejo Osvaldo Alveal.

 

La cita se desarrolló en dependencias del Teatro Municipal de Chillán, y tuvo como finalidad afianzar compromisos en torno a la difusión del legado artístico de la gran cantautora y artista múltiple Violeta Parra, desde su comuna y región de origen.

 

El compositor chillanejo, que trabajó musicalmente durante largos años junto a Violeta Parra, recordó el permanente vínculo que ella sentía por San Fabián de Alico, su tierra natal. 

 

La conversación también dio pie para comenzar los preparativos de un gran concierto homenaje a Violeta Parra en San Fabián de Alico, por parte de Osvaldo Alveal y la Orquesta Sinfónica Juvenil Regional de Ñuble.

 

Pero no fue la única instancia de acercamiento, ya que el mismo compositor Alveal propició, con gran generosidad y entusiasmo, una segunda reunión con la Directora de Programación y Producción del Teatro Municipal de Chillán, Estrella Monroy. La Directora se mostró feliz de poder acercar posiciones con una delegación cultural sanfabianina, ofreciendo las dependencias del Teatro, así como su disposición personal para contribuir a facilitar todas las acciones culturales que realice la Corporación Nido de Parras.

 

 

0 comentarios

Recordando a Violeta y Nicanor bajo la noche estrellada de Las Guardias

Jorge Muñoz Zambrano

 

Un grato compartir tuvieron los integrantes de la Corporación Cultural Nido de Parras el pasado sábado 27 de noviembre. La cita fue en un predio del sector Las Guardias, a escasos metros del lugar donde nacieron dos gigantes del arte universal, como son Violeta y Nicanor Parra.

 

Frente a una fogata y bajo un cielo estrellado, se compartieron recuerdos, anécdotas, reflexiones y también proyecciones para el devenir de la Corporación. 

 

Entre brindis, asado al palo al estilo de don Tenco e insuperables manjares preparados por los anfitriones, avanzó la noche entre risas y tallas, orgullosos de reivindicar a la familia Parra desde su cuna y bajo la consensuada convicción de estar haciendo lo correcto para el desarrollo de la cultura, el turismo y la economía futura de los sanfabianinos. 

0 comentarios

Corporación Nido de Parras se reúne con Ministra de Cultura

Prosiguiendo con la incansable labor de poner en relieve a la comuna de San Fabián dentro del contexto nacional, se reunió el Presidente de la Corporación Nido de Parras, Hugo Villegas Palacios, con la Ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Consuelo Valdés Chadwick, y con el Subsecretario del Patrimonio Cultural, Emilio de la Cerda. Acompañó el alcalde de San Fabián, Claudio Almuna Garrido. La cita se desarrolló a partir del mediodía del miércoles 17 de noviembre en dependencias del Palacio Pereira de Santiago.

 

A través de una larga y amena conversación, Villegas expuso pormenores del fructífero trabajo que ha venido realizando la Corporación desde San Fabián para reivindicar y difundir el legado de Violeta y Nicanor Parra, artistas universales nacidos en esta bella tierra cordillerana bañada por el río Ñuble. 

 

La Ministra y el Subsecretario escucharon atentamente sugiriendo gestiones para mejor encauzar esta labor. En particular el Subsecretario de la Cerda manifestó su deseo de apoyar todas las iniciativas que contribuyan a este loable fin.

 

La reunión con la Ministra y el Subsecretario se enmarca dentro del quehacer permanente de la Corporación de buscar nexos al más alto nivel para difundir, convocar, afianzar y acelerar el proceso, y de esta forma contribuir, desde la mirada larga, al desarrollo de la cultura y el turismo de la comuna de San Fabián. Una reunión idéntica se realizó a fines de 2017, durante el gobierno de la Presidenta Michelle Bachelet, con el entonces Ministro de Cultura, Ernesto Ottone.

 

0 comentarios

San Fabián de Alico conmemora el natalicio 104 de su hija universal, Violeta Parra Sandoval

Jorge Muñoz Zambrano

 

A través del programa Cóctel Matinal, de radio Interactiva FM, la Corporación Cultural Nido de Parras quiso hacer presente todo el trabajo que se ha venido realizando durante los últimos 14 años en pos de difundir el legado artístico  de Violeta Parra Sandoval, desde su tierra natal, San Fabián de Alico. 

 

Precisamente hoy, a horas de conmemorar el 104 aniversario de su nacimiento, ocurrido un 4 de octubre de 1917 en una casita de quincha y teja ubicada en el sector Las Guardias.  

 

Para los sanfabianinos representa un inmenso orgullo que esta tierra sea la cuna de la familia Parra. Desde aquí, Violeta y Nicanor emprendieron el vuelo artístico que los llevó a conocer y ser reconocidos por la totalidad del planeta.

 

Al programa asistieron (vía telefónica) su Presidente, Hugo Villegas Palacios; su Vice Presidente, José Novoa; y los directores de comunicaciones y cultura, Lorena Ledesma y Jorge Muzam, respectivamente. 

 

La Corporación agradece a las destacadas anfitrionas del programa, Carmencita y Rosarito, por conferirnos este invaluable espacio radial, que nos ha permitido difundir el largo trabajo de la organización hacia toda la comunidad sanfabianina.

Foto de Violeta Parra: EFE

0 comentarios

San Fabián conmemora los 107 años de su Hijo Pródigo, Nicanor Parra

Jorge Muñoz Zambrano

 

San Fabián conmemora este domingo 5 de septiembre de 2021 los 107 años del natalicio del antipoeta e Hijo Ilustre de la comuna, Nicanor Parra Sandoval.

 

El 5 de septiembre de 1914 nació en el sector Las Guardias el que algún día sería considerado como uno de los mayores innovadores de la poesía contemporánea. 

 

Su formación académica de físico y matemático no le impidió abrasar la poesía desde temprana edad  y a partir de ella ir moldeando un tipo de creación muy personal a la que él mismo confirió el mote de antipoesía. Es decir, una forma poética alejada de la solemne gravedad de sus predecesores y más cercana al lenguaje coloquial del hombre y la mujer común, el "lenguaje de la tribu". 

 

Pero esta conmemoración no es solo de San Fabián, sino a nivel mundial, tal como se aprecia en la imagen conmemorativa del buscador de Google, donde aparece su imagen ilustrada por la dibujante Olivia When, quien afirmó que la inspiración para el diseño provino del "trabajo de Parra y de la antipoesía como reflejo de la vida moderna".



 

0 comentarios

San Fabián, cuna de Violeta Parra

Jorge Muzam

 

Ha sido un largo bregar por restituir la figura de Violeta Parra a su tierra natal, San Fabián de Alico. Así lo atestigua este artículo del año 2008 resguardado en el Archivo de Referencias Críticas de la Biblioteca Nacional Digital.

 

La Agrupación Nido de Parras, pronta a convertirse en la Corporación Cultural Nido de Parras, ha sido persistente en su actuar, sólida en sus convicciones, desplegando numerosas acciones culturales en pro de la investigación, rescate y difusión del legado artístico de Violeta Parra desde la tierra que la vio nacer. 

 

Fuente: "Nido de Parras" promete rescatar figura de Violeta para San Fabián [artículo] / Carolina Marcos. La Discusión (Diario : Chillán, Chile)-- dic. 3, 2008, p. 23. .

0 comentarios

Rostros de Violeta / Esculturas ¨Nothofagus¨

Jorge Muzam

 

Realizada por el destacado escultor sanfabianino, Juan Orellana, esta bella escultura está hecha en la proporción de una imagen de 2 mts. Está instalada en un pasillo de exhibición en el Teatro Municipal de Chillán junto a otras esculturas de otros escultores de Ñuble.

 

Para los sanfabianinos constituye un profundo orgullo apreciar esta lograda obra artística realizada por un escultor local y que inmortaliza a la gran Violeta Parra desde la misma tierra que la vio nacer un 4 de octubre de 1917.

0 comentarios

A Violeta Parra, luz alumbrada en San Fabián de Alico

Pablo Mendieta Paz

Músico y escritor boliviano

 

Se dice que mucha gente, al despertar, da gracias a la vida por no sufrir el ataque del coronavirus, un veneno más letal que el que expulsa la serpiente más venenosa. Y lo dicen, quizá, en alusión a la célebre "Gracias a la vida", formidable canción de la eterna Violeta Parra, mujer que dio a luz la región de San Fabíán de Alico a orillas del Río Ñuble; también cuna de Nicanor y del entrañable amigo y escritor Jorge Muzam que enriquece cotidianamente esta red social con su magnífica prosa poética. Pero cuando se evoca "Gracias a la vida", resulta paradójico -o contrario a la lógica- que luego de componer esta canción Violeta se hubiera quitado la vida. Javiera Parra, nieta de ella, y también artista, se orienta a pensar que este himno al amor, a la naturaleza, a la humildad, es una añoranza a la vida, como si Violeta ya se hubiera ido al momento de escribirla (o estuviera preparando su partida). Pero sin prestarnos a especulaciones innecesarias e inútiles, cuánto bien hace a la gente, en momentos tan difíciles, entonar un gracias a la vida esperanzador por la propia existencia, por la de nuestras familias, y por todos, más aún cuando somos estupefactos testigos de la desaparición, por la plaga, de tantos seres humanos: 1.700.000. Pero el virus no ha llegado para quedarse. De nuestros cuidados depende su alejamiento...

Pero ya que se trajo a colación "Gracias a la vida", permítanme rememorar este texto que exalta a la escritora y música que dio nuestra región latinoamericana:

"No quisiste ni herir, ni lastimar siquiera; solo agradecerle a la vida. Así como un alto cielo de fondo estrellado, así de puro fue el fruto de tu cerebro tan humano al escribir la canción en pretérito compuesto. Sabías muy bien que con ese tiempo verbal podías alumbrar de nuevo lo ya hecho, lo ya andado en ciudades y charcos, playas y desiertos, montañas y llanos, aun cuando en la lejanía se oyesen sonidos, y se leyesen, en la cercanía, abecedarios presentes. Pero así como la vida da por igual risa y llanto, mientras la escribías más la pensabas en futuro perfecto, como si tu agitado corazón en aquel minuto decisivo hubiera trocado esas cotidianas formas en esquiva dicha y quebranto, materiales abismales ya de germen fecundo. Y sola de pura soledad, en perfecto distingo de lo negro y el blanco, de ese modo, con ese modo te fuiste por la ruta del alma, abrigada por el canto de todos, el tuyo, con tus pies cansados que dejaban atrás en aquel patio largo, y también en el ancho, el fondo de ojos claros y las hondas y húmedas huellas de grillos y ladridos, de chubascos y martillos".

A Violeta Parra, luz alumbrada en San Fabián de Alico

 

*Texto publicado en el perfil de Facebook del destacado músico y escritor boliviano Pablo Mendieta Paz (3/1/2021)

0 comentarios

VIOLETA PARRA


Yo reconozco, amo y venero el canto a lo humano y el canto a lo divino,

desde el punto de vista del texto literario y del punto de vista musical.

Basta con conocer un verso a lo divino para conocer el espíritu fino,

sabio y delicado del cantor chileno.