Nicanor Parra en el alma de los sanfabianinos

Jorge Muñoz Zambrano

 

El antipoeta Nicanor Parra Sandoval nació en San Fabián de Alico el 5 de septiembre de 1914. Específicamente en el sector Las Guardias, tres kilómetros aproximados cordillera arriba. Terreno junto a la ribera del río Ñuble donde aun se conserva el viejo guindo que plantó el padre de Nicanor cuando este era pequeño.

 

Para los habitantes de San Fabián, la figura del antipoeta es motivo de orgullo y emblema identitario de una comuna eminentemente arriero campesina. Se disfruta, se comparte y se celebra el honor de ser la cuna de Nicanor Parra. Cada año es tema curricular recurrente en la educación de niños y jóvenes, motivo de convocatoria de los encuentros culturales de cantoras y cantores populares de la comuna, y cada 5 de septiembre se celebra en la plaza de San Fabián, junto a la escultura en madera de castaño del vate universal, un aniversario más de su nacimiento. Se leen poemas, se realizan performances artísticas y se cantan canciones a lo humano y a lo divino por parte de los artistas populares de San Fabián.

 

Junto a esto, desde hace 13 años se realiza durante la primera semana de febrero la Fiesta de Las Guardias, instancia creada por don Hugo Villegas, vecino del sector y Presidente del Comité de Cultura Nido de Parras. La fiesta es un gran encuentro cultural, donde confluye el canto popular junto a diversas manifestaciones del folclore local y nacional en honor a los dos artistas de renombre mundial nacidos en ese sector, Nicanor y Violeta Parra, el primero inscrito en Chillán y la segunda en San Carlos. A partir del 2016, este festival mutó su nombre y orientación para llamarse Primer Festival Cultural Nido de Parras, y contó con la presencia de Isabel Parra y Tita Parra, hija y nieta de Violeta Parra, respectivamente, quienes manifestaron su deleite por volver a la tierra ancestral de la familia. El Segundo Festival Cultural Nido de Parras ya se está trabajando para realizarlo el 2019.

 

A fines de enero de 2018, llegaron de visita a San Fabián, los nietos de Nicanor Parra, Cristobal y Cristalina. Buscaban conectarse con el origen de la familia y la esencia de su abuelo recientemente fallecido, concentrar la energía necesaria para emprender la perpetuación del enorme legado cultural del antipoeta. Recorrieron cada rincón de Las Guardias donde alguna vez jugó y soñó su abuelo, el terreno pastoso, los viejos árboles, la ribera del río Ñuble. Chapotearon en las aguas, se sentaron en las piedras y sintieron el silencio de la majestuosidad cordillerana. Antes de marcharse comprometieron todo su apoyo para que el hogar ancestral de los Parra se reconstruya con prontitud, para que la familia lo vuelva a sentir como un hogar cultural, y para que así lo sientan también los habitantes de San Fabián, de Chile y del extranjero.

 

Hoy se está trabajando multisectorialmente en el proyecto de reconstrucción de la casa que albergó a la familia Parra, y donde nacieron Nicanor y Violeta, con miras a convertirlo en un gran centro cultural desde donde se difunda el legado cultural de ambos artistas y sea importante punto de referencia cultural de todo el territorio nacional y mundial.

Escribir comentario

Comentarios: 0